Centro de asistencia SlimPay

Flujo de las domiciliaciones SEPA

El flujo se divide en tres grandes etapas:

Adquisición y gestión del mandato

Un mandato de domiciliación bancaria SEPA tiene un período de vigencia. Una vez firmado por el deudor aún habrá algunos "eventos" que lo pueden afectar (cambio del IBAN, cambio de la dirección postal, una tercera persona puede consultarlo, puede ser utilizado como prueba de consentimiento de cobro, revocación...). Se tiene que establecer una base de datos dinámica completa, así como una gestión del flujo. 

Gestión de órdenes

Antes de recibir un pago desde la cuenta bancaria del deudor, hay varias etapas que se tienen que superar: 

Notificación previa del deudor

El período de notificación es de 14 días (que se pueden acortar con el consentimiento del deudor). Esta notificación previa debe incluir las siguientes informaciones: fecha de vencimiento del cobro, el importe del pago, la Referencia Única del Mandato y el identificador del acreedor comerciante. No existe ninguna condición sobre el método de comunicación; estas etapas pueden realizarse mediante un acuerdo presente en las Condiciones generales, pueden ser simplemente mencionadas en una factura, publicadas en la cuenta online de un cliente, etc. 

Petición de cobro SEPA al banco 

Se debe realizar a través de un documento .xml específico conforme a la norma ISO 20 022, y siguiendo una secuencia adecuada de domiciliación bancaria SEPA (Cronología de una domiciliación bancaria SEPA). 

Ejecución de las órdenes

Se trata de la gestión de las transacciones, es decir la preparación de las órdenes de domiciliación, su envío al banco y la ejecución de los cobros. Los fondos se recogen en una cuenta segregada a nombre del acreedor (comerciante) en los archivos de SlimPay. La ejecución de las órdenes también incluyen la gestión de las transacciones fallidas, también llamadas transacciones R (devolución, rechazo, reembolso). 

¿Fue útil este artículo?
Usuarios a los que les pareció útil: 0 de 0